libros

Malditos libros que te estrujan el corazón y te reabren las heridas. Benditos libros que te hacen desear lo que has perdido o lo que todavía no has podido encontrar.

Un libro tiene mucho de cada uno. A veces es una palabra a veces una simple frase. Esa que te arranca una sonrisa, te atiza el alma o consigue sacarte una lágrima. Porque no es lo que lees, es quien te trae a la cabeza. Que igual aún tenemos secuelas debajo de la piel y leer nos recuerda que nuestro pobre corazón sigue dejando trocitos por el camino de la vida y por eso, no encajamos del todo con nadie.

Por eso nos enganchamos a un libro, a una historia o una persona. Porque nos transporta a otro tiempo y quizás, a otro final soñado. Un final donde en lugar de comer perdices os coméis a besos. O donde el sapo, en lugar de convertirse en príncipe, se convierte simplemente en alguien que te besa al menos una vez al día, te abraza cada vez que quieres llorar o te hace olvidar tus miedos a base de sonrisas.

Y es que, a veces, te das cuenta de que un libro de doscientas nueve páginas te entiende más que algunas personas

Life & emotional coach. Apasionado de la vida y de la evolución personal. Porque ser uno más es ser uno menos…

Continuar leyendo
a qué esperas

Lo he intentado. Os lo prometo... He soñado muchas veces con que me tocaba la lotería. De hecho, he visto varios años los anuncios de Navidad de un calvo simpático…
tu cuerpo te habla

Tu cuerpo te habla... continuamente. Y lo hace de diversas formas. Hacía ti y hacia los demás. De ti y de los demás. Muchos de nosotros vivimos la vida en…