Lucha por tus sueños

sueños

El mundo no se divide entre los seguidores de Obama ni los de Trump. Ni entre los aficionados del Barça y los del Madrid. Ni siquiera entre los adictos al café y los del té. El mundo se divide entre los que persiguen sus sueños y los que no.

La diferencia entre los primeros y los segundos, es que los soñadores tienen claro que la suerte para triunfar en la vida se llama creer en uno mismo.

Soñar, con frecuencia, es sólo el inicio del camino. El principal problema no es que no se pueda, es que no se quiera. Y es que la mayoría de las cosas que no hacemos no es por dificultad, es por falta de valentía. El verdadero movimiento se demuestra andando, caminando por ese camino que tienes ante ti. Si a esto le sumas actitud y voluntad, te llevará mucho más allá del horizonte, al mágico territorio de los sueños cumplidos. Porque la ilusión lo sueña, pero la voluntad lo construye.

Así que, ponte los guantes y lucha por tus sueños. Boxea con la vida.

Aquí no se trata de qué tan fuerte golpeas, se trata de que tanto puedes aguantar los golpes y seguir hacia adelante. Así es cómo se gana. ¿Realmente quieres conseguir tu sueño? ¿Estás dispuesto a hacer tu mayor esfuerzo y dar todo de ti? Pregúntate… ¿Qué estoy haciendo con mi vida? ¿Realmente la estoy viviendo o simplemente es que paso mi vida yendo a un trabajo monótono en el que ni siquiera me interesa estar, haciendo lo mínimo indispensable y recibir un sueldo a final de mes, o es que vivo mi vida bajo mis propios términos, en la manera que quiero vivirla, haciendo las cosas que quiero hacer?

Un deseo no cambia nada, una decisión lo cambia todo.

Sabemos que todo cambio atemoriza, aún aquellos que soñamos con realizar. No hay garantías de éxito, sólo la ilusión de alcanzar lo que deseamos. Pero, nuestra vida, se escribe con los pasos que tuvimos el coraje de dar. Y si, puede ser un salto al vació, pero también puede ser un paso a la posibilidad de realizarlo.

No dejes, por tanto, que tus miedos sean un obstáculo para tus sueños. Deja de darle vueltas a eso que temes, si ya sabes que te conviene. Eres tu mayor peligro, pero también tu mejor aliado. Todo está en ti. No tires la toalla, no te rindas, aunque beses la lona. Respira, coge aire, y empieza de nuevo, porque la cuenta hasta diez empieza siempre.

Todos nacimos para brillar como niños. No está en alguno de nosotros, está en todo el mundo. Así que arriésgate, pero no por nadie, sino por ti. Porque a veces hay que arriesgarse, aunque tengas la cabeza llena de golpes, pero también la tienes de sueños. Y créeme, los sueños no cumplidos duelen más que unos cuantos moratones.

Si nunca te arriesgas a cruzar el río nunca sabrás lo que te espera en la otra orilla. -R. Trossero.

Tus sueños te pertenecen, tienes derecho a imaginar, a soñar, a construir una imagen mental de lo que deseas y trabajar para materializarlos. Aunque te encuentres con una resistencia de tu entorno, aunque te critiquen, aunque sea más cómodo asumir los sueños y deseos de otros para no entrar en conflicto. Si hay una idea que arde en tu interior sigue adelante, cáete, equivócate, levántate, experimenta, busca, responsabilízate, comprométete. No hay que empezar ni parar, solo hacerlo.

Repito, tus sueños te pertenecen y tienes derecho a intentarlo, aunque no consigas materializarlos al primer intento o no consigas hacerlos realidad tal como los habías proyectado en un principio. Todo es camino, todo es aprendizaje y que sepamos, solamente tenemos una vida, pero una vida es suficiente si se vive con valentía.

Tienes el poder de cambiar tu vida, nadie lo va a hacer por ti. Tu creas tu propio destino. Si crees en tus sueños y trabajas por ellos, se harán realidad. Si estás convencido de lo que quieres, entonces ¡ve a por ello!, pero debes estar dispuesto a enfrentarlo y no culpando a otros diciendo que no estás donde quieres estar por culpa de él o ella o quien sea. Los cobardes hacen eso … y tú no eres un cobarde. Tu eres mucho más que eso. Cree en ti. Es tiempo de sacar al campeón que llevas dentro.

Estás llamado a construir tu vida y te toca obrar en ella para hacerla mejor. Cada dia que te levantes tienes que decir con fuerza, estoy vivo, hoy es el dia, hoy es mi oportunidad. Si quieres lo que nunca has tenido, si quieres hacer lo que nunca has hecho, si quieres ser lo que nunca has sido, tendrás que cambiar tu mentalidad.

La mentalidad del ganador. La del merecimiento. Porque los sueños se cumplen si crees que te los mereces. Si crees que no los mereces estás más cerca de no merecerlos. Y cada vez que piensas que no los mereces te conviertes en una versión reducida de ti mismo. En un sparring.

Tu fuerza mental será lo más importante, porque o ganas o pierdes en tu mente. Para conquistar tus sueños, boxea primero con la cabeza, luego con las piernas y por último con la entrepierna.

Lo mejor de ti quiere creer, quiere que tu creas. Tienes en tus manos el triunfo, aunque no lo veas ahora. Eso es lo que precisamente espera la vida de ti.

Por último sigue a tu corazón. Todos tenemos adentro una brújula que nos conduce adonde anhelamos. No olvides confiar en tu brújula, consúltala a menudo, porque el conocer su presencia te dará fortaleza para lo que la vida te depare. No permitas que te desvíen. Pídele la verdad a tu corazón, y te dará la respuesta y el discernimiento para tomar las decisiones que son para ti.

Porque un verdadero campeón demuestra quién es cuando se le pone a prueba.

Life & emotional coach. Apasionado de la vida y de la evolución personal. Porque ser uno más es ser uno menos…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados con asterisco *