universo de amores

En tu universo emocional te encontrarás, en esencia, tres tipos de amantes: estrellas, planetas y cometas. De tu capacidad para reconocerlos a tiempo dependerá tu felicidad o tu sufrimiento.

Por un lado están las estrellas. Aquellas que brillan con luz propia. Que desprenden calor, te arropan y dan vida. Tiernas como una flor, dulces como un suspiro y constantes como el Sol. Son una luz que enamora, porque no dependen de nada ni de nadie para iluminar su camino.

Aquellas con quienes hablas durante horas, y te siguen cuidando aunque sea desde lejos. Que te hacen reír, te hacen pensar, y te hacen crecer. Pero, sobretodo, te desmontan cuando te miran con esos ojos de color “refugio”. Que no te salvan, pero sí que te acompañan si les dejas. Que te abrazan pero no se aferran. Que saben calentar tus noches al dormir e iluminar tus días al despertarte. Cuyas sonrisas son hogares y sus caricias destinos.

Life & emotional coach. Apasionado de la vida y de la evolución personal. Porque ser uno más es ser uno menos…

Continuar leyendo
libros

Malditos libros que te estrujan el corazón y te reabren las heridas. Benditos libros que te hacen desear lo que has perdido o lo que todavía no has podido encontrar.…

[siteorigin_widget class="SiteOrigin_Widget_Image_Widget"][/siteorigin_widget][siteorigin_widget class="SiteOrigin_Widget_Headline_Widget"][/siteorigin_widget] La verdad es que te comprendo muy bien. Yo también me he encontrado en esa situación y es muy duro. Lo que pasa es que muchas veces no somos…
para tí

Esto que escribo, va para ti. Si, tú, que estás leyendo esto. Me estoy refiriendo a ti... Posiblemente, en su día, compartimos unas palabras, un café, unas birras, algún abrazo,…
todo pasa

Hay días grises, lluviosos, oscuros. Esos días empapados de añoranza de tiempos mejores, en que respirar te duele, y el alma te pesa. Momentos de nostalgia de seres queridos que se…
fluir o empujar

La vida se puede vivir de 2 formas: empujando o fluyendo. Desde el control o desde la flexibilidad. Desde el Ser o desde el Hacer. Si entendiéramos realmente la importancia…
ayudar

Ayúdame a tenderte una mano. O, si las necesitas y puedo, las dos. Pero de verdad, sin la boca pequeña. Deja el orgullo a un lado y levanta la mano.…
el día que decidí

Todo empezó el día que comprendí que mi único enemigo era yo mismo. Aquel día donde, sin esperarlo, decidí hacerme responsable de mis demonios, de mis sombras. De dejar de…