libros

Malditos libros que te estrujan el corazón y te reabren las heridas. Benditos libros que te hacen desear lo que has perdido o lo que todavía no has podido encontrar.

Un libro tiene mucho de cada uno. A veces es una palabra a veces una simple frase. Esa que te arranca una sonrisa, te atiza el alma o consigue sacarte una lágrima. Porque no es lo que lees, es quien te trae a la cabeza. Que igual aún tenemos secuelas debajo de la piel y leer nos recuerda que nuestro pobre corazón sigue dejando trocitos por el camino de la vida y por eso, no encajamos del todo con nadie.

Por eso nos enganchamos a un libro, a una historia o una persona. Porque nos transporta a otro tiempo y quizás, a otro final soñado. Un final donde en lugar de comer perdices os coméis a besos. O donde el sapo, en lugar de convertirse en príncipe, se convierte simplemente en alguien que te besa al menos una vez al día, te abraza cada vez que quieres llorar o te hace olvidar tus miedos a base de sonrisas.

Y es que, a veces, te das cuenta de que un libro de doscientas nueve páginas te entiende más que algunas personas

Life & emotional coach. Apasionado de la vida y de la evolución personal. Porque ser uno más es ser uno menos…

Continuar leyendo
valor

No creo en la valía. Pero sí en el valor. Sé lo poco que cuesta construir la primera. Y lo mucho que vale conseguir lo segundo. Nuestra cultura competitiva y…

[siteorigin_widget class="SiteOrigin_Widget_Image_Widget"][/siteorigin_widget][siteorigin_widget class="SiteOrigin_Widget_Headline_Widget"][/siteorigin_widget] La verdad es que te comprendo muy bien. Yo también me he encontrado en esa situación y es muy duro. Lo que pasa es que muchas veces no somos…
déjate en paz

Déjate en paz... De verdad. Deja de esconderte de ti. De cohibirte. De agazaparte bajo la cama esperando a que se vaya el coco. Ambos sabemos que hay veces que tienes…
nadie

­Nadie camina por la vida sin haber pisado en falso muchas veces, ni reconoce la oportunidad hasta que pasa por su lado y la deja ir... Tampoco hay quien alcanza la meta…
el día que decidí

Todo empezó el día que comprendí que mi único enemigo era yo mismo. Aquel día donde, sin esperarlo, decidí hacerme responsable de mis demonios, de mis sombras. De dejar de…
amar

El amor es una palabra que se usa a la ligera. Como diría Benedetti, un pedacito de utopía. Tras estas cuatro letras, se cobijan, muchas veces, los celos, los miedos y las carencias.…
autoestima

El amor no está fuera donde muchos lo buscan, sino dentro, donde pocos lo encuentran. Porque el amor, empieza en casa. Cultivando nuestra autoestima. Y es que le damos importancia a…

Suele ser habitual entender las relaciones (sobre todo las relaciones personales) desde la perspectiva de lo que se puede obtener de ella. Cuando conocemos a alguien, inconscientemente proyectamos en el…