cambiar

La vida es cambio.

Es lo único constante e inevitable. Nacemos, morimos y entre medias, lidiamos con la impermanencia de los cambios. Todo es evolución. Con el paso del tiempo, a uno le cambia el cuerpo, los pensamientos, los gustos e incluso hasta la suerte.

El principal problema, por tanto, no es que no nos gusten los cambios, es que muy pocos queremos cambiar. Nos aterra tanto la simple idea de movernos un milímetro de nuestra vida, que hasta rogamos a una tal virgencita que nos deje dónde estamos.

Pero hoy no te voy a hablar de los beneficios de cambiar, ni de salir de tu zona de confort. Ni de que busques el coraje de hacer algo diferente para cambiar tu situación. Ni tampoco te voy a hablar de lo imperdonable que es resignarse a aceptar la mediocridad de una vida de pura supervivencia. No, voy a ser mucho más sincero y directo:

Estás donde estás porque quieres estar ahí.

Life & emotional coach. Apasionado de la vida y de la evolución personal. Porque ser uno más es ser uno menos…

Continuar leyendo
déjate en paz

Déjate en paz... De verdad. Deja de esconderte de ti. De cohibirte. De agazaparte bajo la cama esperando a que se vaya el coco. Ambos sabemos que hay veces que tienes…
resonancia

Nosotros y todo lo que nos rodea somos energía resonando. Muchas de las personas que contratan mis servicios de coaching emocional vienen con la idea de que tienen dificultades con…
instante

¿Te imaginas que no existe nada más que lo que estás sintiendo en este instante sin ningún peso que te arrastre hacia atrás o ningún deseo que te empuje hacia adelante? A esto…
sombra

Ahora ya sabes lo que es tu sombra (si no has leído el anterior post, léelo primero...). Has entendido que no puedes escapar de ella, pues te pertenece. Forma parte de…

Imagina que ya no luchas contra ti mismo. Imagina que amas y aceptas auténticamente la totalidad de ti, que ves tu oscuridad como parte de tu luz. Que tu sombra,…
simplicidad

El problema de nuestra sociedad no es que vivamos poco. El problema es que pocos saben vivir sin mucho. No todas las personas saben disfrutar de las cosas sencillas que…
aceptar

Tal y como comentaba en el post anterior, muchos de nosotros estamos apegados a los resultados. Necesitamos que esa persona se derrita por nosotros para sentirnos queridos o deseamos lograr la fama…
el día que decidí

Todo empezó el día que comprendí que mi único enemigo era yo mismo. Aquel día donde, sin esperarlo, decidí hacerme responsable de mis demonios, de mis sombras. De dejar de…